Los oráculos mundialistas

Translated into Spanish (Original version)


¿Recuerdas al pulpo Paul? Fue la estrella de Sudáfrica 2010, por su habilidad, para predecir el ganador de los partidos de Alemania. También, adivinó quién levantaría la Copa. Con la Eurocopa 2008 como punto de partida, acertó 11 de los 13 enfrentamientos que predijo. Su ritual consistía en elegir entre dos cajas, ambas con comida, que mostraban las banderas de las selecciones que se enfrentarían, en cada partido. Por desgracia, no pudo predecir su muerte y tuvimos que despedirnos de él, a finales de 2010.

Sin embargo, Paul no fue el único. Harry, el cocodrilo, también predijo el ganador de la Copa Mundial de 2010. Predijo el resultado de dos elecciones federales consecutivas, en Australia. Sin embargo, nunca tuvo el carisma del pulpo teutón. Tampoco Mani, un loro de Singapur que, a pesar de haber adivinado todos los resultados de los choques de cuartos de final y de semifinal de Sudáfrica 2010, falló el tiro del final al no poder predecir quién levantaría la Copa entre España u Holanda.

Desde la prematura desaparición de Paul, muchos han batallado para ocupar su trono. Durante la Eurocopa 2012, tres animales animaron esta competencia: Citta, una elefanta del zoológico de Cracovia, en Polonia. Fred, el hurón ucraniano que posee una cuenta de Twitter. Y Funtik, el cerdo ucraniano adivino que fue capaz de predecir, correctamente, 2 de 3 partidos.

¿Quién ocupará el lugar del pulpo Paul, en Brasil 2014? ¿Será el loro que bendijo el papa Francisco, en la Plaza de San Pedro, devenido, ahora, en estrella nacional de los medios italianos? ¿Será Nelly, la elefanta alemana que ha vaticinado, correctamente, 30 de 33 resultados, hasta la fecha? Y, desde luego, no debemos subestimar los poderes psíquicos del pequeño oso panda que cuenta con el respaldo de los medios de comunicación chinos.

Para dar su pronóstico, el loro italiano llamado Amore ("amor" en italiano) saltará a un campo de fútbol, en miniatura, y elegirá la bandera del equipo triunfador. Nelly prefiere predecir el ganador pateando el balón en una de las redes identificadas con la bandera de las selecciones que protagonizarán el próximo choque. Por su parte, el pequeño panda dará su pronóstico tomando la comida de uno de los dos recipientes marcados con banderas, durante los partidos de la fase de grupos, y trepando a un árbol, con una bandera ondulante, durante las rondas eliminatorias.

¿Tú tienes una mascota?
¿Crees que sería la reina de las predicciones? ¿Cómo?
¡Dale una oportunidad y ponla a prueba!

by Sebastián Fascie

18 Votes
#251 of #1440 in the World
#21 of #132 for Spanish


Sebastián Fascie's website

Go to the ranking page for Spanish

Can you translate better?

Join the challenge