Oráculos del Mundial

Translated into Spanish (Original version)


¿Te acuerdas del pulpo Paul? Fue la estrella del Mundial de Fútbol de 2010, al adivinar los ganadores de los partidos que jugó Alemania. Incluso vaticinó quién ganaría la final. Su carrera comenzó en la Eurocopa de 2008, en la que predijo correctamente el resultado de 11 de los 13 partidos. Se le hacía elegir entre dos cajas con alimento, cada una de ellas con la bandera nacional de uno de los equipos participantes en cada encuentro. Lamentablemente, a finales del 2010, el pulpo Paul falleció.

Aunque Paul no fue el único adivino. También Harry el cocodrilo logró pronosticar quién sería el ganador del Mundial de 2010. Es más, supo predecir los resultados de dos elecciones consecutivas de la Federación Australiana. Pero Harry nunca tuvo el carisma del pulpo alemán. Tampoco le fue mejor a Mani, un loro de Singapur que consiguió predecir todos los resultados de los cuartos de final y de las semifinales del Mundial de 2010, pero no supo adivinar el ganador de la final entre España y Holanda.

Desde que Paul nos dejara, su corona ha estado muy disputada. En la Eurocopa de 2012, tres fueron los animales en liza: Citta, una elefanta de la India que vivía en un zoológico de Cracovia, Polonia. Fred, un hurón ucraniano al que se podía seguir en Twitter. Y Funtik, un clarividente cerdo ucraniano que fue capaz de predecir correctamente 2 de cada 3 partidos.

¿Quién ocupará el lugar del pulpo Paul en el próximo Mundial? ¿Acaso el loro que fue bendecido por el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro, y hoy es estrella de la radio y la televisión públicas italianas? ¿O tal vez Nelly, el elefante alemán que hasta la fecha ha sabido predecir correctamente 30 de los 33 resultados de los partidos? Y, naturalmente, no debemos subestimar los poderes psíquicos del bebé panda al que apoyan los medios de comunicación estatales chinos.

El loro italiano llamado Amore emitirá su predicción escogiendo la bandera del equipo ganador en un campo de fútbol en miniatura. Nelly prefiere predecir el ganador marcando un gol en una de las porterías frente a las que se han colocado las banderas de cada uno de los países contendientes. En cambio, el bebé panda adivinará el resultado de los partidos de la primera ronda tomando comida de unas cajas marcadas con las respectivas banderas, y los de la fase eliminatoria trepando al árbol en el que ondea la bandera correspondiente.

¿Tienes mascota?
¿Crees que se le daría mejor? ¿Cómo?
¡Déjale intentarlo!

by Manuel Baselga

0 Votes
#1011 of #1440 in the World
#88 of #132 for Spanish


Manuel Baselga's website

Go to the ranking page for Spanish

Can you translate better?

Join the challenge