Los oráculos del Mundial

Translated into Spanish (Original version)


¿Te acuerdas del pulpo Paul? Se convirtió en la estrella del Mundial del 2010, gracias a que era capaz de adivinar quién iba a ganar los partidos que disputaba Alemania. También adivinó quién iba a proclamarse campeón del mundo en la final. Su carrera profesional comenzó en la Eurocopa del 2008, en la que acertó el resultado de 11 de los 13 partidos disputados. Elegía entre dos urnas que contenían comida. Cada una tenía la bandera de uno de los países que disputaba el encuentro. Por desgracia, murió a finales del 2010.

Pero Paul no estaba solo. El cocodrilo Harry también adivinó quién sería el ganador del Mundial del 2010. Además, consiguió adivinar los resultados de las elecciones federales australianas dos veces seguidas. Sin embargo, no atrajo tanto interés como el pulpo alemán. Mani, un loro de Singapur, tampoco lo hizo mejor. Predijo todos los resultados de cuartos y de semifinales del Mundial del 2010, pero no acertó el ganador de la final entre España y Holanda.

Desde la muerte repentina del pulpo Paul, se ha desatado una gran competición para saber quién heredará su corona. Durante la Eurocopa del 2012, tres animales compitieron por este título: Citta, una elefanta india de un zoo de Cracovia (Polonia); Fred, el hurón ucraniano a quien se puede seguir en Twitter; Y Funtik, el cerdito ucraniano adivino capaz de acertar el resultado de dos de cada tres partidos.

¿Quién ocupará el trono del pulpo Paul durante este mundial? ¿Será el loro bendecido por el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro, que ahora es una estrella de la televisión pública italiana? ¿O será Nelly, la elefanta alemana que, hasta la fecha, ha acertado el resultado de 30 partidos de un total de 33? Y, por supuesto, no hay que subestimar los poderes psíquicos del cachorro panda que cuenta con el apoyo de la prensa china.

Por un lado, el loro italiano Amore (amor en italiano) hace sus predicciones eligiendo la bandera de la selección vencedora en un estadio de fútbol en miniatura. Por su parte, Nelly prefiere predecirlo marcando un gol en alguna de las porterías adornadas con las banderas de los países que se enfrentan. En cambio, el cachorro de panda pronostica el resultado de los partidos de grupos comiendo de una de las cajas señaladas con banderas y, en las fases eliminatorias, trepando a un árbol en el que ondea la bandera.

¿Tienes mascota?
¿Crees que podría hacerlo mejor? ¿Cómo?
¡Ponla a prueba!

by Vanessa Meseguer

16 Votes
#264 of #1440 in the World
#23 of #132 for Spanish


Vanessa Meseguer's website

Go to the ranking page for Spanish

Can you translate better?

Join the challenge