Los Oráculos de la Copa del Mundo

Translated into Spanish Latin America (Original version)


¿Recuerdas al pulpo Paul? Fue la gran estrella del Mundial de Fútbol 2010 al adivinar quien ganaría los partidos de Alemania. Y acabó acertando quién se alzaría con el triunfo en la final. Pero su carrera profesional había empezado en la Eurocopa-2008 pronosticando acertadamente el resultado de 11 de los 13 partidos disputados. Debía optar por una de las dos urnas con comida que tenía frente a sí, cada una con la bandera de uno de los dos países rivales de cada encuentro. Lamentablemente, el pulpo Paul murió a fines de 2010.

Pero Paul no era el único. Harry, el cocodrilo, también adivinó quién sería el ganador de la Copa del Mundo 2010. Pero, además, vaticinó los resultados de las elecciones federales australianas en dos oportunidades consecutivas. Sin embargo, nunca generó tanto interés como el pulpo alemán. Tampoco superó al pulpo alemán Mani, el loro de Singapur que adivinó todos los resultados de cuartos de final y semifinales de la Copa del Mundo 2010, pero fue incapaz de prever quién se adjudicaría la victoria en la final entre España y Holanda.

Desde la inesperada partida del pulpo Paul, se ha desatado una feroz lucha entre los animales que aspiran a portar la corona. Durante la Eurocopa 2012, tres animales se enfrentaron en este juego: Citta, un elefante indio que vive en el zoo de Cracovia (Polonia). Fred, el hurón ucraniano al que incluso se le puede seguir en Twitter. Y Funtik, el cerdito adivino ucraniano que acertó dos de cada tres partidos.

¿Quién ocupará el lugar del pulpo Paul durante este Mundial? ¿Será, acaso, el loro bendecido por el papa Francisco en la Plaza de San Pedro, hoy convertido en una estrella de la televisión pública italiana? ¿O probablemente Nelly, la elefanta alemana que hasta ahora ha acertado 30 de sus 33 predicciones? No podemos subestimar, tampoco, los poderes psíquicos del osito panda patrocinado por la prensa estatal china.

El loro italiano Amore ("amor" en italiano) dará a conocer su elección, inclinándose por la bandera de la selección vencedora en un estadio de fútbol en miniatura. Por su parte, Nelly prefiere hacer su vaticinio chuteando un gol a uno de los arcos adornados con las banderas de los países dispuestos frente a ella. En cambio, la cría de oso panda pronosticará el desenlace de los partidos de la fase de grupos comiendo de una de las cajas señaladas con banderas y, durante las partidos de la ronda eliminatoria, trepando a un árbol en el que ondeará la bandera del elegido.

¿Tienes una mascota?
¿Crees que sería capaz de hacerlo mejor? ¿De qué forma?
¡Deja que lo intente!

by Zaida Machuca Inostroza

4 Votes
#483 of #1440 in the World
#21 of #66 for Spanish Latin America


Zaida Machuca Inostroza's website

Go to the ranking page for Spanish Latin America

Can you translate better?

Join the challenge