Los oráculos del Mundial

Translated into Spanish (Original version)


¿Se acuerdan ustedes del pulpo Paul? Fue la estrella del Mundial de 2010, ya que logró adivinar el ganador de los partidos jugados por Alemania. Además, acertó quién iba a ganar la final. Su carrera profesional comenzó durante la Eurocopa de 2008, cuando predijo correctamente el resultado de 11 de un total de 13 partidos disputados. Solía elegir entre dos cajas con comida, engalanadas con las banderas de los países que se enfrentaban en cada encuentro. Desgraciadamente, nos dejó a finales de 2010.

Pero Paul no estaba solo. El cocodrilo Harry también adivinó el ganador del Mundial de 2010. Y no solo eso, sino que además fue capaz de predecir los resultados de las elecciones federales australianas en dos ocasiones consecutivas. Sin embargo, nunca llegó a acaparar tanta atención como el octópodo alemán. Tampoco tuvo mejor suerte Mani, un loro de Singapur que adivinó todos los resultados de los enfrentamientos de cuartos y semifinales del Mundial de 2010, ya que no logró predecir quién se alzaría con la victoria en la final entre España y Holanda.

Desde que Paul nos dijera adiós prematuramente, ha habido una gran competencia entre quienes aspiran a erigirse como su legítimo heredero. Durante la Eurocopa de 2012, tres fueron los animales que midieron sus habilidades: Citta, un elefante indio que vive en un zoológico de Cracovia (Polonia). Fred, el hurón ucraniano que puede seguirse en Twitter. Y Funtik, el cerdo adivino de Ucrania, capaz de predecir correctamente dos de cada tres partidos.

¿Quién hará las veces del pulpo Paul durante el próximo Mundial? ¿Acaso será el loro bendecido por el Papa Francisco en la Plaza de San Pedro, que actualmente es toda una estrella de la televisión pública italiana? ¿O quizás será Nelly, la elefanta alemana que hasta la fecha ha acertado el resultado del partido en 30 de sus 33 intentonas? Y está claro que mal haríamos si subestimásemos los poderes psíquicos del osezno panda puesto en liza por los medios estatales chinos.

El loro italiano llamado Amore ("amor" en italiano) dará a conocer su elección decantándose por la bandera del equipo ganador en un campo de fútbol en miniatura. Nelly prefiere predecir los vencedores marcando un gol en una de las porterías adornadas con las banderas de los países contendientes. En cambio, el pequeño oso panda adivinará el resultado de los partidos de la fase de grupos eligiendo la comida de cajas marcadas con las diferentes banderas y trepando a un árbol que hará las veces de mástil durante las rondas eliminatorias.

¿Tiene usted una mascota?
¿Cree que podría hacerlo mejor que los recién citados? ¿Cómo?
¡Déle una oportunidad!

by Alfons Moliné

0 Votes
#848 of #1440 in the World
#74 of #132 for Spanish



Go to the ranking page for Spanish

Can you translate better?

Join the challenge